El contrato de franquicia

contrato¿Te has decidido por aliarte con una franquicia para emprender un trabajo que, sin duda, va a darte muchas alegrías y algunos disgustos (esperamos que pocos)? Seguro que es una decisión muy discutida y que has tomado con seriedad pero, aún, queda algo importante que debes hacer y que, solo con ese paso, realmente verás el paso de pertenecer a una franquicia como una realidad. Nos referimos al contrato de franquicia.

Cada vez que quieras pertenecer como franquiciado de una franquicia tendrás que firmar un contrato donde se recogen todas las cláusulas que van a regir la relación entre la franquicia y el franquiciado y esto es algo importante, para ambos, con el objeto de no llevarte sustos o estar preparado por si no cumples, que la franquicia rescinda de tus servicios.

El contrato de franquicia

El contrato de franquicia es un documento legal que vincula a las dos partes por igual y donde se recogen todos los puntos importantes que establecen la relación laboral entre ambos para que después no haya problemas en cuanto a incumplimientos.

Y es que, aunque haya un acuerdo verbal entre la franquicia y el franquiciado, que suele darse cuando finalmente tomas la decisión, hay que firmar ese documento físico, ese contrato de franquicia. Ahora bien, antes de firmar el verdadero contrato, a veces se suele ofrecer un precontrato que va con el pago del canon de entrada. Si después del tiempo de ese precontrato ves que no te gusta o que no quieres seguir, el canon de entrada lo pierdes salvo que haya una cláusula en el precontrato que se tenga.

En cuanto al contrato de franquicia propiamente dicho, tendrá una duración de cinco años (es el periodo que suele tener aunque no significa que todas las franquicias pongan un contrato de cinco años, las hay de solo un año, de dos, incluso de diez).

Aspectos importantes en el contrato de franquicia son los siguientes:

  • Canon de entrada. Es la cantidad que se da a cuenta y que se aconseja esté bien establecida y se den los detalles para saber para qué se va a utilizar ese dinero (ya sea para formar al franquiciador, para arreglar el local que se tenga, para publicidad, etc.).
  • Suministros. Ha de quedar establecido en el contrato el llamado “sistema de compras”. En esa cláusula debe establecerse, perfectamente, si estás obligado a comprar en exclusiva a la franquicia, qué ocurre en caso de que no haya, si hay algún descuento en cuanto a lo que se compre por parte de los franquiciados, descuentos, precios, etc. Todo esto debe quedar bien establecido y hay que tomarse su tiempo en escribirlo todo, con pormenores, para evitar lagunas.
  • Causas de resolución. Este punto es muy importante y ha de leerse bien pues aquí se establecen los supuestos que se consideran de incumplimiento de contrato, tanto para el franquiciado como para la empresa franquicia. Por supuesto, hay que mirar si hay penalizaciones o no (un punto clave para determinar si, en caso de querer dejar la franquicia, hay que pagar algo).
  • Desempeño mínimo. ¿No sabes lo que es? También puede estar en el contrato de franquicia y es un artículo en el que te pueden exigir un desempeño o una venta mínima mensual que has de cumplir y, en caso de que no sea así, tener que pagar de tu propio bolsillo.
  • Actividades del franquiciado. Aquí se recogen todas las actividades que deberá llevar a cabo o, al menos, de modo general.  Por ejemplo, si la franquicia establece un sistema de promoción de las franquicias que tiene y pide la colaboración de los franquiciados, también ellos han de tratar de cumplir ya que, en caso contrario, está incumpliendo el propio contrato.

Cada contrato de franquicias es único porque se establecen las cláusulas especiales de cada franquicia y puede ser que encuentres una franquicia más dura en cuanto a las condiciones que se deben firmar y otra más débil en ese aspecto. Ante todo, y ante las dudas, lo mejor es preguntar y que esa respuesta quede recogida en el contrato, bien como anexo o bien como cláusula vinculante a ambas figuras, tanto el franquiciado como el franquiciador para que no haya problemas futuros en caso de que ocurra esa situación.

En cualquier caso, es mejor leer todo bien para entenderlo y, en caso contrario, preguntar a la franquicia o a un abogado para ver si realmente el contrato es algo bueno para el franquiciado o no.

Etiquetas: , , , ,

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: