Un trabajo soñado

Era el verano en el cual acababan de estrenar la película «50 sombras de Grey» cuando mi amiga Mariana me anunció que le habían llamado para proponerle ser asesora tuppersex. Yo envidiaba mucho a Mariana porque yo también quería independizarme de mis padres y vivir la vida que quería, sin tener que rendir cuentas… Me llamo Sandra y tengo 22 años.

 

Así que me armé de valor y le pedí a Mariana que me intente meter en su empresa. Y lo logró. Tuve una entrevista casi enseguida con la encargada de la provincia, una chica encantadora que empezó también como simple asesora tuppersex unos años atras. Fue subiendo escalones poco a poco hasta llegar a este puesto de responsabilidades.

 

Me habló de su trabajo de asesora tuppersex con tanta pasión que supe al momento que a parte de ser la oportunidad de proporcionar la ayuda económica que necesitaba para ser independiente, también era un trabajo espectacular. Este trabajo depara felicidad para quien lo hace y destila felicidad para quienes vienen a las reuniones. No solo por comprar juguetes o artículos sexuales o eróticos, sino también por el ambiente que se respira en las reuniones que organizamos.

Una esperada reunión

Esta mañana estoy muy contenta porque hoy es el día de mi reunión tupersex. Ya estoy preparando el salón, con toques románticos y eróticos también. Muchas velas e incienso. Después haré los cocteles y lo que preparé para picar. Es nuestro aniversario, no de boda porque no estamos casados, de nuestra convivencia. Hace ya un año que nos hemos puesto, Raúl y yo, a vivir juntos en nuestro nido de amor… 

 

Como ya no se puede ir a cenar por ahí, ni nada de eso con esta maldita crisis sanitaria, tuve la idea de hacer una reunión muy íntima. Estaremos únicamente Raúl, yo, mi hermana, su novio y la asesora. Les gustó mucho la idea. Además ninguno de nosotros hemos asistido nunca a una reunión tupersex. Así que estamos todos con muchas ganas de que sean las 6 de la tarde.

 

Hemos pactado con Raúl que cada uno compraría un juguete exótico al otro y que había que probarlo esta noche. Así que podéis imaginar como están los ánimos, jajaja… Mi hermana Patricia se quiso apuntar a esta reunión tupersex porque hace mucho que querrá probar ir a una así que se presentó la ocasión con esto. Va a ser genial

Voto unanime

Soy Lourdes, tesorera en un club de senderismo ubicado en Alicante. Nuestro club propone a las personas de la tercera edad que todavía tienen ganas y salud, hacer actividad física como el senderismo o el turismo rural. Con esa pandemia del COVID-19 tuvimos que reducir nuestra actividad, como casi todo el mundo, por desgracia. Pero lo importante era poder mantener el contacto ya que para muchos de nosotros la asociación es una motivación cuando uno se encuentra ante la soledad en su casa.

 

Así que pedimos a nuestros socios ideas para poder mantener el contacto y seguir haciendo cosas aun siendo confinados o sin podernos reunir más de seis personas. Han habido muy buenas sugestiones pero una ha hecho la unanimidad y es de hacer reuniones tuper sex. Muy pocos de nosotros sabíamos lo que eran las reuniones tuper sex. Pero después de una charla informativa sobre ello, todos estamos de acuerdo.

 

Tendremos que hacer las reuniones tuper sex o en grupos de seis, o por videoconferencias. Las dos opciones son buenas y de hecho haremos algunas en presenciales y otras por videoconferencia. Las que sean por videoconferencia se enviarán los productos comprados directamente a casa. Es una muy buena iniciativa.

De la batucada al Tuppersex

En mi grupo de batucada de los martes, hemos decidido hacer una reunión tupersex para comprar algunos de nuestros regalos de Reyes. Se va acercando el día. Va a ser muy divertido e interesante, lo único es que no podemos ser más de lo que marca la ley…Pero aún así, vamos a pasarlo muy bien. Una de las chicas es asesora tappersex y por eso tuvimos la idea. Yo nunca he participado en una reunión tappersex.

Leer Más…

Providencial

Se puede decir que el tuper sex salvó mi matrimonio. Así como suena, y aunque parezca exagerado, os quiero dejar aquí mi testimonio. Me llamo Pedro y con mi mujer, Maria del Mar, hemos pasado una temporada bastante difícil después de su cáncer de mama.  Me animo a contar todo esto porque mi experiencia  puede servir a otras personas.

Leer Más…

Coincidencias de la vida

El mundo es de verdad un pañuelo. Increíble que me volviese a encontrar después de tantos años con mi gran amiga del colegio, Lucía. Coincidimos en una reunión tapper sex donde ella era la asesora taper sex. Yo fui invitada por una pareja de amigas mías Sandra y Cristina que querían desde las Navidades pasadas hacer una reunión tuper sex.

Leer Más…

Una velada inolvidable

Cuando decidimos ocuparnos de la despedida de soltera de nuestra amiga Alicia, no teníamos mucha idea de lo que le íbamos a preparar. Pero, como queríamos hacer algo diferente, estuvimos escogiendo sugestiones por la web. Y nos gustó la idea de empezar con una reunión tapersex

Leer Más…

Dilema con mis padres

Vaya dilema que tengo… Y es que la semana que viene empiezo en mi trabajo tappersex. Estoy muy ilusionada y súper contenta de esta nueva experiencia laboral. Hasta ahora, no he podido tener un trabajo que me gustase de verdad. Siempre trabajando en sitios de comida rápida o de dependienta en tiendas y siempre con contratos a tiempo parcial. He estudiado psicología y me he especializado en sexología pero con los tiempos que corren es imposible encontrar un trabajo en mi campo. Así que pensé que un  trabajo tappersex era justo lo que necesitaba.

 

 

Leer Más…

Un empleo con suerte

A finales de julio empecé en mi trabajo tapper sex. Tengo que decir y reconocer que tuve mucha suerte de encontrar este empleo. Ocurrió de casualidad, gracias a mi mejor amiga Sofía. Estábamos desayunando en la cafetería de al lado de casa cuando Sofía ojeando el periódico me dijo “aquí tienes un trabajo para ti, un trabajo tuper sex. Vas a hacer una asesora taper sex estupenda. Tienes todas las cualidades”.

 

 

Leer Más…

Empezar de nuevo

Con Daniela hemos decidido que vamos a organizar una reunión tupersex para nuestra amiga Isabella ya que está saliendo de una enfermedad muy complicada. Necesita sentirse mujer de nuevo y seguro que esto le va ayudar. Lo tenemos en secreto y será una sorpresa. Estaremos únicamente las más íntimas. Nos dijeron en la empresa donde contratamos la  reunión tupersex que había que ser un mínimo de cinco personas así que fenomenal ya que seremos cinco.

 

 

Leer Más…